La protección respiratoria en el proceso de soldadura

95 415 05 97
La protección respiratoria en el proceso de soldadura

Vendemos, instalamos y reparamos equipos de soldadura en Sevilla.

En Dikesol garantizamos a nuestros clientes excelentes servicios, trato personalizado y entregas inmediatas. 

En el post de hoy te vamos a hablar de la protección respiratoria en el caso de manejar equipos de soldadura en Sevilla. Como sabes la soldadura es una de las técnicas industriales más utilizadas en el mundo. Su método es preciso, su coste es bajo y la unión de materiales que genera es muy segura. Sin embargo, hay que tomar precauciones al desarrollar esta actividad, ya que los humos y gases que produce podrían ser nocivos para la salud.

Los riesgos van a depender del tiempo de exposición, del tipo de soldadura que se realice y sobre todo de la protección que se esté utilizando. Los humos de soldadura son pequeñas partículas formadas cuando el metal vaporizado se condensa rápidamente en el aire, manteniéndose en suspensión. 

En el proceso de soldadura se pueden generar gases como el monóxido de carbono, ácido fluorhídrico y óxidos nitrosos. La sobreexposición a estos gases puede resultar irritante para ojos, nariz y garganta o incluso para los pulmones. De ahí la importancia de que la ventilación sea adecuada y de ser precavidos con detalles como la proximidad que tenga el soldador con el punto de soldadura al arrodillarse o agacharse. Como norma básica se requiere un mínimo de movimiento de 65 m³ de aire por minuto para cada soldador en el área. Comúnmente se dice que hay una adecuada ventilación cuando el humo visible producido por la soldadura se aclara en menos de 30 segundos después de parar de soldar.

En nuestra empresa, cuando manejamos los equipos de soldadura en Sevilla nos aseguramos de cumplir toda la normativa de seguridad e higiene en el trabajo para no provocar ningún problema de salud.

haz clic para copiar mailmail copiado