En nuestra empresa de material de soldadura en Córdoba sabemos que es crucial la buena protección del soldador a la hora de trabajar. A continuación enumeramos todo lo que siempre debes ponerte encima si te dedicas a esto:

- Gafas de seguridad: imprescindible para la protección de tus ojos de las posibles salpicaduras de metal fundido.

- Casco protector: los arcos de soldadura son luces ultravioleta que pueden dañar a la vista. Por ello mismo, nunca podrás estar con los ojos descubiertos a menos de 15,2 metros del arco. Al encontrarte cerca soldando, deberás ponerte un casco protector especial para proteger tus ojos y rostro de esta perjudicial luz y partículas de metal caliente. En nuestro centro de venta de material de soldadura en Córdoba conocemos la importancia de llevar cascos protectores de gran calidad.

-Ropa de protección: la ropa del soldador no debe tener ninguna abertura o entrada para que los rayos del arco no contacten con la piel y no sufras cortes. La lana es el tejido más adecuado, más incluso que el algodón.

- Los guantes, indispensables. Deben fabricarse en cuero o similar para la buena protección de las manos y los brazos de los rayos, las chispas y el hierro caliente. Muy importante que sean del grosor suficiente para evitar que los quemazos los traspasen o se empequeñezcan por el fuerte calor.

- Botas de punta de acero.

- Cascos o cualquier otro equipo de protección auditiva.

En Dikesol tenemos todo lo que un soldador puede necesitar para desarrollar su trabajo.